Respiraciones para las contracciones

Aprovechando la siestecita que se está echando mi peque, os voy a dejar unas pautas para las respiraciones que recomiendan cuando empiezan las contracciones, no las de Braxton Hicks, si no las buenas buenas, las que te avisan de que tu bebé está listo e iniciando el proceso para salir al mundo.

La primera estrategia es: la tranquilidad. Cuando comiencen las contracciones, hay que procurar estar entretenida y distraía y por supuesto, tranquila, fijándose únicamente en el ritmo de las contracciones por medio del reloj.

respiraciones primeriza embarazo partoDebe tenerse en cuenta que la intensidad de la contracción va aumentando y el músculo, el útero, se va cansando y, como consecuencia de ello, la contracción puede empezar a ser intensa. En este momento hay que pasar a la segunda estrategia: la relajación.

Ese momento suele corresponder a una dilatación de 3 a 5 cm. Para ayudar a la relajación mamá puede avisar a papá un poco antes de que se inicie la contracción. Pero si la intensidad de la contracción sigue aumentando es posible que llegue un momento en el que la relajación no sea suficiente. Entonces, es el momento de la tercera estrategia: la respiración.

  • RESPIRACIÓN SINCRÓNICA:

Se trata de una respiración abdominal (lenta, clara y marcada) en la que se procura que la inspiración y la espiración sean de la misma intensidad y duración. Hay que pasar de la inspiración a la espiración y de ésta, de nuevo a la inspiración, sin detenerse. Es una respiración lenta, rítmica y armónica, más o menos de 4 segundos cada inspiración y espiración. Si puntualmente necesitas suspirar y coger más aire, hay que hacerlo como una nueva inspiración.

  • RESPIRACIÓN SOPLANTE LENTA:

La respiración sincrónica se mantendrá hasta que se inicien las ganas de empujar. Entonces se pasa a la soplante lenta y probablemente la matrona te diga que hay que soplar como para inclinar la llama de una vela pero sin apagarla. Se inspira por la nariz en profundidad y lentamente, de 3 a 5 segundos, en una inspiración completa, para después echar el aire muy lentamente, extremadamente despacio por la boca. Esto se hará sólo en la parte más alta de la contracción. Durante el tiempo que se está echando el aire se está bloqueando el pujo. Este periodo de contracciones no suele durar más de 15 o 20 minutos. Normalmente, esta fase de contracciones llega a los famosos 10 cm de dilatación.

  • RESPIRACIÓN JADEANTE:

Esta respiración solamente se hace en la expulsión y en un momento muy concreto, siempre que te manden que no empujes, aún teniendo ganas de hacerlo, y suele durar unos segundos. Es una respiración abdominal superficial, el aire entra y sale por la boca. Normalmente hay que hacer esta respiración en tres momentos: i) cuando sale la cabeza del bebé; ii) cuando hay que ayudar al bebé a pasar por el túnel de gap; y, iii) cuando el bebé ya ha sacado un hombre y le falta por sacar el otro.

Y ya está, éstos son los tres tipos de respiraciones que te ensañarán en todas las clases de preparación al parto, y si no puedes ir a las clases y no tienes muy claro como se hacen las respiraciones… ¡qué no cunda el pánico! que la matrona que te esté atendiendo o el ginecólogo, te lo explicará sobre la marcha.

¡Hasta la próxima! ¡Y disfrutad de domingo!

Ayudando a mamá


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s