Vacaciones en el mar

Buenos días amigas! ¿Estáis ya en la playa? ¿O a puntito de iros? Yo ya no veo el día…

Está claro que irse a la playa con el tripón no es ninguna maravilla, y más si lo que te gusta es ponerte vuelta y vuelta ahí al sol hasta acabar renegrida… pero no te desanimes, porque siguiendo unos pequeños consejos, podrás hacer que tu embarazo veraniego sea una experiencia placentera, así que toma nota de los siguientes tips:

  1. Las horas más agradables para escaparse a la playa son a primera hora por la mañana o ya al atardecer, para evitar las horas más calurosas y el sol más fuerte. Si quieres estar en la playa en las horas puntas del mediodía, llévate una sombrilla para asegurarte de tener la sombra adecuada siempre que lo necesites.
  2. ¿Bikini o bañador? Teniendo cuidado no hay ningún motivo para guardar en el cajón hasta el verano que viene los bikinis. Solo tienes que tener en cuenta que la luz muy fuerte puede incomodar el ritmo de sueño de tu bebé en la tripa y que cuando la tripa está ya muy tirante el riesgo de quemaduras en esta zona es mayor, por lo que te tendrás que dar crema de protección con factor alto muy frecuentemente. Si te ha salido la línea alba, ten cuidado con el sol, igual te interesa en este caso usar un bañador premamá, porque el sol puede potenciarla y hacer más difícil su desaparición una vez que hayas dado a luz.
  3. Procura estar bien hidratada en todo momento. Lleva contigo agua fresca en abundancia y bebé muy a menudo. También te conviene llevarte varias piezas de fruta, para aportar a tu cuerpo el azúcar que necesita.
  4.  El agua del mar es perfecta para aliviar la presión en las piernas y reducir la retención de líquidos. Anímate y nada en el mar y da largos paseos por la orilla, te sentarán de maravilla. Si estás en el agua hay que evitar que las olas fuertes te golpeen en la tripa o en la espalda, y no te alejes mucho de la orilla, no vaya a ser que te de un calambre en las piernas y tengas problemas para volver a la orilla…
  5. Ten cuidado con el sol, además de lo que ya he dicho de la línea alba, ten en cuenta que corres el riesgo de que te salgan manchas solares estando embarazada, ya que el estado hormonal de la mujer embarazada también afecta a la producción de melanina en la piel.
  6. Bájate a la playa con una silla plegable y la sombrilla, aunque te veas como la más dominguera del lugar, tu espalda y tus sofocos te lo agradecerán. Llévate un buen libro… ¡y a descansar!

Y ya está amigas, con estos simples consejos, que supongo que ninguno es nuevo para vosotras, ya estáis listas para disfrutar de unos días en la playa!

¡Felices vacaciones!

embarazada primeriza playa


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s