Ojo con el primer mes de guardería

¡Buenos días luneros!

Pues así, como quien no quiere la cosa, llegó septiembre y a puntito está de irse… y muchos bebés han pasado ya su primer mes de guardería, entre ellos, el mío.

El día 1 de septiembre llevamos al pequeño a la guarde por primera vez y la verdad que como madre, es un gran suspiro… y es que… dejar al niño con un tercero e irte a la oficina durante 8 horas… después de un mano a mano con él durante 5 meses, es algo necesario. Volver a hacer cosas de adultos, olvidarte de los pañales, los llantos, los vomitillos, de sonidos sin sentido como gu-gu y aaaaajo… y volver a hablar de cotilleos, política, fútbol, libros, el tiempo… ¡sienta de maravilla!

Y ahora que termina el primer mes, os comento algunas cosas con las que me ha tocado lidiar, por si a alguna os toca también.

  • Elección de guardería: los motivos en los que nosotros basamos nuestra decisión fueron cercanía de la guarde y recomendaciones de familiares y amigos. Creo que siendo prácticos, lo más idóneo es que la guarde esté o bien cerca de casa o bien cerca de tu trabajo, para que si el niño se pone malo y tienes que ir a buscarle no estés atravesando la ciudad. Además, tenemos el plus de cercanía de casa de los abuelos, que nunca vienen mal para una emergencia. Otro de los aspectos decisivos en nuestra elección fue que otros niños de la familia habían ido a esa y estaban muy contentos, tanto ellos como los padres. Recomiendo fijar con la responsable del centro una cita para poder ir a conocer la guardería en horario normal, y que puedas ver cómo se comportan los niños y las actividades que llevan a cabo, en vivo y en directo.
  • Ropa para la guardería: para mi lo mejor ha sido el chándal, creo que es la prenda más cómoda para que el niño pueda estar en el suelo, en brazos, en la hamaquita, y que no se desabrigue, y para las cuidadoras creo que también es una prenda muy cómoda para cambiarle y demás. Solo necesitas bodies, pantalones de chándal, polos de manga larga y sudaderas. En mi guarde tenemos que dejar 2 mudas completas por si el niño se mancha y es preciso Marcadores de ropacambiarle. Y como no, la ropa tiene que ir marcada, para no confundirla con la de otros niños, para ésto, he optado por 2 opciones, las etiquetas termoadhesivas, que sirven para cualquier tipo de ropa, y se suministran en rollos, como veis en la imagen. Se aplican mediante planchado, a máxima potencia entre 15 y 20 segundos; y el marcador Mine, mi gran descubrimiento. Súper fácil de usar y un ahorro de tiempo increíble. Con un solo click marcas directamente sobre la ropa, sin planchar ni coser. La tinta es indeleble y la publicidad dice que aguanta hasta 50 lavados, la verdad que solo llevo 3 o 4… pero de momento las letras están perfectas!
  • Los horarios: nos hemos organizado de manera que papá lleva al niño a la guarde y mamá le recoge. Lo peor de nuestro horario es que el niño tiene que madrugar muchísimo, a las 7 de la mañana ya le levantamos, y el gran inconveniente es que el sábado y el domingo tenemos al niño en pie de guerra a esa misma hora, su reloj biológico se ha hecho a ese horario y no hay quien le haga el lío para que duerma un poquito más…
  • El cheque guardería: nuestra guarde es privada por lo que hemos podido solicitar la beca de guardería de la Comunidad de Madrid, consiste en una subvención de 100 euros a lo largo de los años que esté tu hijo en la guardería. Si quieres más información sobre esta beca pincha aquí. En nuestro caso estamos en plena batalla con el director de la guardería para que nos devuelva los 100 euros correspondientes al mes de septiembre, ya que la Comunidad de Madrid ha tramitado las becas con un poco de retraso y las han concedido después del inicio del curso, por lo que el recibo de septiembre no contemplaba la beca y ahora es obligación de la guarde devolvernos ese importe. 
  • Las comidas: el comienzo de guarde ha coincidido con alimentos nuevos, las frutas y las verduras. Lo normal es, que por tema de alergias, no les den alimentos que en casa no hayan tomado previamente, así que antes de poder mandarle a la guarde con su tupper de puré de verduras, tengo que hacer pruebas en casa de finde en finde en la comida, espero terminar rápido con las probatinas para que pueda hacer comidas regulares.
  • Las enfermedades: Ya hemos pasado por nuestra primer gastrointeritis traída de la guarde. La verdad que el niño, gracias a la vacuna, la paso súper por encima y ni se enteró, hizo un par de caquitas más sueltas y ya está, en cambio nosotros estuvimos todo el fin de semana en la cama, con el cuerpo del revés! ¿para cuándo la vacuna para los padres? jajaja 

Y creo que con esto resumo nuestra aventura de este mes de septiembre, eso sí, el niño ha estado feliz y contento, ha llevado de maravilla este nuevo ambiente, le estimulan, le cuidan y juegan con él de maravilla, sé que mi hijo está en buenas manos.

Pues nada mamis, esto es todo por hoy. Os animo a que nos contéis alguna anécdota de este primer mes de guardería, ¡¡qué seguro que os ha pasado de todo!!

Un beso fuerte y hasta la próxima.

 

Ayudando a mamá


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s